Principales errores que debes evitar en el Día de Acción de Gracias

drinks to avoid to lose weight

Si hay alguna fiesta que gira en torno a la comida, es el Día de Acción de Gracias. Cada año, millones de americanos se reúnen con familiares y amigos para celebrar esta fiesta. En muchos casos, la comida de Acción de Gracias es una parte central de la reunión.

Mientras que cualquier ocasión social para comer puede hacer que la alimentación saludable sea un reto, el Día de Acción de Gracias es especialmente desafiante debido al significativo enfoque en la comida. Aquí hay cinco trampas que debemos tener en cuenta cuando pensemos en nuestros hábitos alimenticios durante el fin de semana festivo.

No todo es sobre la cena

Primero, no hagas que todo sea sobre la cena de Acción de Gracias. La mayoría de nosotros tendemos a obsesionarnos con la única gran comida del jueves por la noche. Recuerda que las festividades de Acción de Gracias terminan durando todo el fin de semana, y también las sobras.

No te preocupes por no repetir de esa gran comida. En vez de eso, disfruta de una porción razonable en el Día de Acción de Gracias y luego planea disfrutar las sobras al día siguiente en un sándwich o una sabrosa sopa. Darte este permiso te quitará la presión, sacando el máximo provecho de una sola comida.

No esperes hasta la gran comida para comer

El siguiente error que comete la gente es ir a la comida principal con el estómago vacío. A menudo, la gente se salta el desayuno y el almuerzo en previsión de una gran cena. Aunque puede parecer prudente posponer la comida hasta el gran festín, esta estrategia puede causar que comas en exceso.

Para cuando se sirve la cena, tienes tanta hambre que cualquier fuerza de voluntad que tenías para manejar las porciones o controlar el apetito ya se ha ido.

Diviértete con tus verduras!

En tercer lugar, no uses los lados insípidos de las verduras. La mesa del Día de Acción de Gracias es una gran oportunidad para resaltar las deliciosas raíces y las verduras crucíferas. Juega con los sabores tú mismo, o deja que los experimentadores culinarios de tu familia se vuelvan locos para que esas verduras estén más allá de las judías verdes insípidas. Hacer de las verduras una parte novedosa de la comida ayudará a elevar su importancia, haciendo más probable que llenes la mitad de tu plato con ellas.

Cuidado con lo que llevas puesto

A continuación, evita usar ropa suelta. Esto no quiere decir que debas sentirte incómodo, pero vestirte con ropa holgada puede animarte a comer en exceso porque te quita una de las señales más claras de que estás lleno. La ropa ajustada con un cinturón es una opción ideal para la comida del Día de Acción de Gracias porque no sede mucho después de comer. Habrán suficientes distracciones para animarte a comer en exceso, y la ropa ajustada es simplemente una póliza de seguro para señalarte cuando debes tomar un descanso de las comidas.

¡Levántate y muévete!

Por último, establece una política de no sentarte en el sofá. Entre el fútbol, el cine y el coma alimenticio, puede ser fácil sentarse en el sofá durante horas durante el fin de semana de Acción de Gracias. Establece un momento para ir a caminar con la familia, planea ir a un parque para disfrutar del follaje otoñal o hazte voluntario para una causa que sea importante para ti. Pasar tu tiempo fuera del sofá vale la pena. Nutrir tu cuerpo y nutrir tu alma van de la mano, y no hay mejor día festivo que el de Acción de Gracias para dar vida a esta filosofía.

El Día de Acción de Gracias es un tiempo para pasar con los seres queridos y disfrutar, pero eso no significa que tengas que desviarte del camino. Evita estos cinco errores para que tu Día de Acción de Gracias sea un éxito en la pérdida de peso, y para más consejos, habla con tu equipo de apoyo de Healthy Steps o visita una de nuestras clínicas para una consulta gratuita de pérdida de peso.

Leave a Reply

¿Hola, como puedo ayudarte?