Estrategias Para Comer Afuera

Tercera lección: restaurantes, fiestas y el lugar de trabajo

Aunque puede resultar fácil controlar qué, cuándo y cuánto comemos cuando tenemos el control de la comida y la situación, esto no siempre es realista. Muy a menudo nos encontramos en situaciones donde puede ser difícil tener el control.

A menudo nos encontramos en restaurantes, fiestas o en el lugar de trabajo donde no podemos usar nuestro pequeño plato para racionar la comida, o donde se le puede presentar comida aunque no tenga hambre. Esto puede hacer que sea tentador comer cuando no tiene hambre o comer en exceso.

Estas situaciones pueden ser un verdadero reto para las personas que están tratando de perder peso, por lo que debe tener una estrategia por adelantado y asegurarse de cumplirla.

Su estrategia para las fiestas

La mejor estrategia para las fiestas es llegar listo para no comer nada en absoluto. Esto puede ser un reto cuando hay comida a su alrededor, pero usted debe limitarse a no comer nada porque una vez que comienza a comer en una fiesta, es muy difícil parar. Esta es la razón por la que es mejor evitarlo por completo.

Para abstenerse de agarrar comida, en vez de eso, tome un trago. Esto puede ser agua o cualquier cosa que sea baja en calorías o sin calorías. Cuando usted tiene una bebida en la mano, es menos probable que busque comida.

Muchas veces, la gente se preocupa de que si no comen nada, otras personas lo notarán y se preguntarán por qué. Cuando usted tiene un trago en la mano, la mayoría de la gente ni siquiera notará que no está comiendo nada.

Su estrategia para los restaurantes

Los restaurantes son una situación un poco diferente, por lo que la estrategia también debe ser diferente.

Es muy difícil ir a un restaurante con amigos y familiares y no comer nada. Así que, vaya y diviértase. Pero en lugar de pedir una comida completa, pida solo una sopa o una ensalada. Recuerde de mantener sus porciones pequeñas, por lo que al ordenar algo pequeño como una sopa o una ensalada, no se sentirá tentado a comer en exceso.

Si la gente le pregunta por qué está pidiendo algo pequeño, simplemente diga que no tiene mucha hambre o que ha comido recientemente. Trate de que su sopa o ensalada dure toda la comida, de esta manera la saboreará más y se sentirá más satisfecho con ella. Y recuerde, si cuando vuelva a casa todavía tiene hambre, siempre podrá volver a comer.

Su estrategia para el lugar de trabajo

Para algunas personas, el lugar de trabajo puede ser uno de los más desafiantes, ya que suele haber bocadillos con muchas calorías, especialmente durante las festividades.

Para contrarrestar esto, solo coma lo que traiga de casa. La comida casera que lleve al trabajo deben ser bocadillos saludables como palitos de apio, zanahorias o cualquier otro vegetal que desee. También puede traer un poco de fruta, y aunque la fruta contiene azúcar, es una mejor alternativa que comer dulces o pasteles en el lugar de trabajo.

El otro gran problema con el lugar de trabajo es la hora del almuerzo. Que sea la hora del almuerzo no significa que deba almorzar.

Piense en la hora del almuerzo como una oportunidad para hacer llamadas telefónicas, ponerse al día con el trabajo, dar un paseo por el edificio o hacer cualquier tipo de relajación que desee. Recuerde, usted querrá comer únicamente cuando tenga hambre de verdad y no solo porque es la hora del almuerzo.

Principales aprendizajes de la lección 3: restaurantes, fiestas y el lugar de trabajo

  • No coma en las fiestas, sino que camine con un trago en la mano
  • Pida sopa o ensalada en los restaurantes para evitar comer en exceso
  • Lleve sus propios bocadillos saludables al lugar de trabajo
¿Hola, como puedo ayudarte?